preloader

Puppy Hood: Tendencia en Madrid y San Francisco

11 de octubre de 2023 0 Comments #cultura BDSM #Puppy Hood #Valores

Qué es el Pup Play: La tendencia en Madrid y San Francisco en la que los hombres se comportan como perros

El “Pup Play” es una práctica que forma parte de la cultura BDSM (acrónimo de Esclavitud, Disciplina, Dominación, Sumisión y Sadomasoquismo) y que ha ganado popularidad en San Francisco, Estados Unidos. En esta tendencia, los hombres asumen roles de perros, utilizando máscaras, bozales, collares, correas e incluso colas para interpretar su papel adecuadamente.

Dentro de esta práctica, los participantes pueden gruñir, ladrar, mover sus colas y jugar con pelotas o con sus amos, todo con el objetivo de simular ser un cachorro fiel. Además, tienen la opción de elegir su comportamiento sexual y su identidad frente a otros compañeros.

El Dr. Phillip Hammack, también conocido como “cachorro Turbo” y uno de los fundadores de Fog City Pack, explicó en una entrevista con Daily Mail que la comunidad de hombres que se hacen pasar por perros ha experimentado un aumento significativo en San Francisco desde 2014. Incursionar en esta práctica en San Francisco ha sido fácil debido a la tolerancia y diversidad de subculturas que existen en esta ciudad.

Muchos de los miembros llevan collares y están “encerrados”, lo que indica que tienen un propietario o cuidador. Para ellos, el collar es un símbolo importante de identidad, y la mayoría de ellos lo usa casi todo el tiempo, excepto cuando están trabajando.

Esta actividad les permite vivir en el momento presente y alejar sus problemas de la mente. Este juego de roles le proporciona una sensación de juego y sociabilidad que no experimenta en su vida cotidiana, tener un cuidador en esta práctica les brinda una sensación de protección y aprecia la estructura de su relación de sumisión y dominación, que es menos agresiva que otros roles dentro del BDSM.

El interés por el pup play ha aumentado gracias a las redes sociales y los eventos que promueven esta práctica, así como la disponibilidad de diversos artículos relacionados. La tienda Sr. S Leather es un importante promotor de estos productos, habiendo lanzado su primera capucha de perro de cuero en 2001. A medida que la tendencia creció, la tienda también expandió su oferta con guantes de esclavitud que los jugadores utilizan como “patas”.

En resumen, el Pup Play es una inclinación dentro de la cultura BDSM en la que los hombres adoptan el comportamiento de perros, utilizando diferentes accesorios y asumiendo roles de sumisión y dominación. Esta práctica ha encontrado un gran seguimiento y proporciona a sus participantes una forma lúdica y socialmente enriquecedora de explorar sus deseos y preferencias en el ámbito del BDSM.

Orígenes

Para comprender qué es el Puppy Play, es importante hablar sobre sus orígenes. El Puppy Play es una subrama de las prácticas de rol dentro del BDSM, específicamente dentro del Pet Play. El Pet Play es un juego que involucra a “mascotas”, donde la persona que asume el rol sumiso (aunque también puede ser el dominante) adopta la personalidad de una mascota. Las mascotas más comunes utilizadas son el perro, gato y caballo (Puppy Play, Kitty Play y Pony Play), pero esto no está limitado a ellos, ya que se puede interpretar cualquier tipo de animal según los gustos e imaginación de los participantes.

La forma de jugar al Pet Play es bastante sencilla. Quien interpreta el papel de animal debe limitarse a comportarse como lo haría esa mascota, dejando a un lado las características humanas como el habla o el uso de las manos. El dominante, por otro lado, se encarga de adiestrar o controlar a su mascota dándole órdenes de comportamiento, como por ejemplo: “dame la pata”, “da la vuelta”, “recuéstate”, etc.

El Pet Play es considerado una de las prácticas más amables y versátiles dentro del BDSM, ya que se pueden combinar con otras prácticas mientras se juega en este rol. Sin embargo, es importante recordar que, aunque la persona adopte la personalidad de un animal, se deben tomar precauciones para llevar a cabo esta práctica de manera saludable. Algunos ejemplos de precauciones incluyen el uso de rodilleras para proteger las rodillas cuando se está a cuatro patas, evitar tirar con fuerza los juguetes durante un juego de “tira y afloja” para no lastimar la dentadura de la mascota, e incluso ajustar la altura del plato para beber o comer de manera adecuada.

Puppy Play

Hablando específicamente sobre el Puppy Play, se trata de cuando una persona adopta la personalidad de un cachorro. Durante esta práctica, sus acciones se limitan a lo que haría un perrito, como ladrar, aullar, girar la cabeza cuando están confundidos, dormir en el suelo, entre otros comportamientos propios de un cachorro.

Sin embargo, en tiempos más recientes, han surgido varias comunidades que son un tanto exclusivas, limitando su membresía solamente a puppies. Aunque la mayoría de los participantes están familiarizados con alguna práctica del BDSM, no todos la llevan a cabo en su totalidad. Incluso hay quienes no sienten la necesidad de tener un dominante o tener a alguien bajo su control. Simplemente se sienten “liberados” al simplificar sus actitudes y comportarse como lo haría un cachorro, ya sea por gusto o identificación personal.

Es importante mencionar que existen diferentes tipos de puppies. Algunos adoptan su personalidad puppy solamente durante una sesión o cuando están usando su equipo de juego. Otros mantienen esta actitud durante casi todo el día. Incluso hay quienes pueden estar en su rol de cachorro sin necesidad de usar ningún tipo de vestimenta o máscara. Todo esto depende de las preferencias y deseos de la persona.

En resumen, el Puppy Play es una práctica muy versátil que ha evolucionado en diversas formas a lo largo del tiempo, y todas ellas son válidas en la medida en que se practiquen de manera consensuada y segura.

Los pilares de la comunidad de Puppy

Valores

  • Unidad: En el mundo del Puppy Play, valoran la unidad. Apoyan a los cachorros más pequeños y los más pequeños apoyan a los más grandes. Juntos forman una jauría, donde todos se respaldamos mutuamente.
  • Protección: Como comunidad, tienen el compromiso de proteger a cualquier cachorro que lo necesite. Si un pup se siente triste, deprimido o necesita consuelo, siempre estarán ahí para ofrecerles un abrazo y brindarles el apoyo que necesitan.
  • Apoyo: Entre los puppies se ayudan unos a otros. Se comprometemos a resolver dudas, brindar instrucción y trabajar juntos en proyectos comunes. Están disponibles para ayudase mutuamente y aclarar cualquier inquietud que surja.
  • Educación: Los puppies se enorgullece tener buenos modales y tratar a los demás con respeto. Valoran la educación y se esfuerzan por mantener un ambiente de aceptación y consideración hacia los demás puppies.
  • Honestidad: Como comunidad, se comprometen a ser honestos. Reconocemos los errores y evitan decir mentiras o coger cosas que no les pertenecen. Valoran la honestidad.

Todas las formas, tamaños, edades, géneros y sexualidades

Hay cachorros que han llevado esta práctica por muchos años. También hay quienes aún no han asistido a su primera reunión. Hay quienes sólo lo practican en casa. El Puppy Play es para todos, sin importar la forma de su cuerpo, edad, género, sexualidad, raza, color de cabello, etc. Se trata de que quien participa, disfrute a su propia manera.

¡El gear no hace al puppy!

Abordando el tema del gear, existen varios cachorros que se sienten frustrados porque no cuentan con una Puppy Hood o con algún traje de látex, neopreno, entre otros. Es importante saber que esto es algo meramente estético y de gusto de cada quién. El gear no es algo necesario para poder ser parte de esta comunidad. Lo que se necesita es la ACTITUD para disfrutar de esta faceta y de liberarse por un momento, debido a que todos pueden adquirir productos para complementar el juego a gusto de cada persona.

Existe un código de colores utilizado en la comunidad Leather que relaciona los colores con el gusto por ciertas prácticas. Sin embargo, esto no quiere decir que, si un cachorro viste de determinado color, le gusta dicha práctica. Son muy contados los casos donde se maneja un código de color en la vestimenta, pero en el caso de la indumentaria puppy, se pueden elegir los colores que más les gusten, ya sean por ser sus favoritos o representen algo significativo al portador.

Se recomienda que antes de lo estético, el puppy se dedique a sacar el mayor provecho y de disfrutar esta práctica, que puede ser tanto divertida como sensual, sin necesidad de portar algún tipo de vestimenta. Se debe tener en consideración que, aunque esta práctica tenga un origen dentro del BDSM, y esta tenga su faceta sexual, el ser un puppy no conlleva a que deba tener sexo. El tener relaciones sexuales es elección de cada uno y no debe ser impuesto por nadie, sea o no sea un puppy. Toda práctica debe de seguir el sistema SSC (Sensato, seguro y consensuado).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos de nuestro Puppy favorito @TitoCatulo  / onlyfans.com/tito_catulo

Aquí puedes ver la entrevista que le hicimos en PeC

No es lo mismo que el Furry Fandom

Es importante mencionar la comunidad Furry. En esta comunidad las personas se sienten identificadas con animales antropomórficos, es decir tienen una imagen de ellos como si fuera la de un animal, aunque este nunca pierde sus características humanas.

Esta comunidad tiene características similares a la del Pet Play aunque la mayor diferencia radica en que el origen del Furry Fandom no está dentro de un ambiente BDSM. Las actitudes y comportamientos no están limitados a las del animal que son, incluso la vestimenta representando a su animal es diferente; y aunque son dos comunidades distintas, se comparten ideales parecidas como es el adoptar una nueva imagen, con actitudes diferentes del “yo ordinario”, y el sentido de pertenencia hacia un grupo.

Hay personas que se desenvuelven en ambas comunidades manteniendo diferentes formas de juego cuando están en una o en otra. Esto depende del usuario, y aunque hay quienes digan que no se puede pertenecer a ambas comunidades, la realidad es que no existe algún manual o regla que lo indique, excepto en grupos específicos que quieran que su comunidad sea así. Todos pueden hacer y adaptar estas prácticas a su gusto.

Conclusión

El Puppy Play es un juego de roles donde un individuo adquiere la personalidad de un cachorro. Esta es una práctica del BDSM la cual ha adquirido independencia de esta, y aunque su origen radica en el BDSM, se ha convertido en una práctica adaptable a cada usuario de acuerdo a su comodidad y gusto personal.

Continuará…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.