preloader

Castidad forzada a distancia: Parte I

3 de septiembre de 2023 4 Comments #@rugbyunion8 #Nick72 #Sección JdC

Castidad forzada a distancia: control de jaulas y juegos mediados por plataformas digitales. Parte I.

Hola estimados colegas del Club PeC. En esta entrega voy a hablarles sobre unas de las cuestiones que más me consultan: ¿cómo llevar adelante juegos de castidad controlados de forma remota? ¿cómo pueden estos Juegos de Provocar y Denegar aumentar la libido, llevándote incluso a intensificar tus eyaculaciones, aun cuando se practican estando el keyholder lejos de tí?

Para ser honesto, durante muchos años me limité a desempeñar el rol de keyholder solo en encuentros en persona, porque pensaba que resultaría poco estimulante e incluso muy engorroso controlar jaulas de castidad en forma remota. Sin embargo, cuando este último año me decidí a explorar el control de castidad a distancia descubrí que, además de ser una tarea muy divertida y excitante, existían varios dispositivos y plataformas sociales que facilitaban mucho mi labor como keyholder. Por esta razón me decidí a escribirles esta nota, para transmitirles mis experiencias y ayudarles a disfrutar de sus deseos de controlar, o de sentirse controlados, en estos morbosos juegos de enjaular rabos.

Pero antes de comenzar a hablar de dispositivos, redes sociales y juegos de castidad relacionados con el control a distancia, quisiera recordarles un par de cuestiones centrales antes de decidirse llevar estos juegos de forma remota. Primero, es necesario entender la responsabilidad que ambas personas adultas, tanto quién decide controlar como quién decide llevar puesta la jaula, deben asumir para desarrollar estas prácticas de forma sana, segura y honesta.

Al respecto, es importante que ambos jugadores mantengan expectativas realistas respecto a estos juegos. Entendiendo que el sentido común SIEMPRE debe primar ante la menor molestia o dolor causado por el uso de la jaula, decidiendo inmediatamente su remoción. Lo mismo aplica a la hora de proponer desafíos,
pruebas y otros juegos, lo cuales NUNCA deben exponer a riesgos o situaciones embarazosas que puedan traer consecuencias desagradables para cualquiera de las partes. Como ya mencioné en notas anteriores, el consenso, cuidado y respeto de los límites pautados deben guiar la construcción de una relación de confianza entre dos amigos, sin importar que rol decida explorar cada una de las partes.

Otra cuestión clave es comprender las dificultades derivadas de interactuar a distancia. Es necesario saber para cada jugador: cuáles son sus objetivos, qué presupuestos de tiempo pueden dedicarle al juego, cómo funcionan sus libidos y cualquier otra cuestión asociada a la dinámica y viabilidad del juego. Esto requiere paciencia y desarrollar buena comunicación, entendiendo que ambos jugadores deben estimularse mutuamente desde sus roles, evitando situaciones de maltrato tales como el ghosting  o el acoso intensivo. En resumen, deben existir reglas claras y bien comunicadas, sabiendo no estarán necesariamente escritas en piedra y podrán ser replanteadas a medida que avanza el juego.

Y ahora sí vayamos a la parte que seguramente más les interesará de esta nota: como desarrollar juegos de castidad a distancia. Respecto a esto hay dos cuestiones claves a tratar:

1) ¿cómo se puede implementar un control a distancia de la jaula de castidad?, y

2) ¿cómo diseñar juegos en torno al control a distancia que resulten estimulantes para los jugadores? Dado que es una temática extensa, voy a dividirlo en dos entregas, en esta primera hablaré solamente sobre el primer punto, dejando la parte de juegos para la segunda entrega.

 

 

Descuento de 5€ en productos BDSM con el código loctober sólo hasta el 31 de octubre 2023

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Opciones de control a distancia de la jaula de castidad:

1) Control basado solo en la confianza (ojos que no siempre ven, pero creen). Esta es sin duda la forma más sencilla de control a distancia. Se basa en que el keyholder confíe en la palabra del enjaulado (chastity guy). Esta forma de control suele ser el punto inicial de toda relación de castidad a distancia ya que es económica, porque no requiere de ningún dispositivo adicional más que la jaula, y además no demanda al enjaulado tener mucha confianza en su keyholder. Muchas veces este estilo de control se combina con una política de cage-checks aleatorios, solicitados en cualquier momento por el keyholder. Estos consisten en enviar una foto con una verificación de fecha y horario, o responder una video llamada mostrando directamente que la jaula está colocada.

Ventajas: este modo de control protege al enjaulado de comportamientos caprichosos o abusivos por parte de su keyholder, ya que el enjaulado mantiene el control total de la apertura y cierre de la jaula.
Desventajas: para muchos enjaulados esta alternativa se vive como un “falso” control, dado que pueden quitarse la jaula al tener acceso irrestricto a las llaves, y esto les hace sentir que la experiencia carece de morbo.

2) Control usando candados plásticos numerados (nada que una tijera no pueda liberar). Esta forma de control a distancia también es sencilla de implementar y relativamente económica. Se basa en el uso de candados plásticos numerados que, una vez colocados y trabados, solo se pueden abrir cortándolos. Una vez
abierto, no hay forma de volver a reusar el mismo candado, y como vienen impresos con una numeración única de varios dígitos el keyholder puede controlar que el enjaulado no haya cambiado de candado sin su permiso entre un cage-check y el siguiente.

Ventajas: este modo de control, al igual que el anterior, también protege al enjaulado de comportamientos caprichosos o abusivos por parte de su keyholder, ya que el enjaulado se preserva el control total de la apertura y cierre de la jaula al poder liberarse fácilmente cortando el candado. Pero a su vez, el control se vuelve real porque el enjaulado no tiene forma de ocultar esta situación en los próximos cage-checks que envíe a su keyholder. Además, cuando se combinan
con el uso de jaulas de materiales plásticos, se puede pasar sin problemas por controles de seguridad de aeropuertos y de otros sitios donde se usan detectores de metales.
Desventajas: no todos los modelos de jaulas de castidad son compatibles con este tipo de candados. Además, esta opción puede resultar muy onerosa si la
frecuencia con la que removemos la jaula es alta, ya que son candados descartables. Respecto a esto último, no es una alternativa adecuada para quién está adaptándose a usar una nueva jaula de castidad, ya que en estos casos es común que durante las primeras semanas deba remover y recolocar la jaula varias veces en un mismo día.
3) Control usando cajas de seguridad para llaves con combinación de apertura mecánica. Esta forma de control a distancia también es sencilla de implementar y medianamente económica. Se basa en el uso de pequeñas cajas de seguridad que permiten restringir el acceso a las llaves de la jaula. Las mismas pueden ser adquiridas en cualquier ferretería, dado que son muy empleadas por propietarios de pisos de alquiler turístico.
Estas cajas se abren mediante un dispositivo mecánico controlado mediante una combinación de 4 dígitos, siendo posible programar dicha combinación múltiples veces. La forma de controlar con este tipo de dispositivos es más laboriosa respecto de las opciones anteriores, ya que requiere reprogramar el código de la caja de seguridad antes de cada nuevo guardado de las llaves. En general, esta reprogramación es guiada por el keyholder mediante una video llamada con el enjaulado. Este último reprograma la nueva combinación deslizando los diales con sus dedos, pero sin ver la combinación que se va generando. Para ello el necesario que el frente de la caja quede apuntando a la cámara del ordenador del enjaulado, de forma tal que solo el keyholder pueda ver y guiar los dedos del enjaulado a medida que este va moviendo los diales de forma azarosa. Una vez generada la combinación, el keyholder tomara foto de la misma y ordenara al enjaulado guardar las llaves, cerrar la caja de seguridad y mover los diales nuevamente para que la caja quede bloqueada. Todo esto controlando que el enjaulado no espíe la combinación de dígitos programada.
Ventajas: esta alternativa se adapta a cualquier tipo de llave y vuelve más real la sensación de pérdida de control en el enjaulado, al mismo tiempo que estimula más intensamente al keyholder. En tal sentido, no es posible abrir la caja de seguridad sin el código que solo conoce el keyholder, salvo destruyendo la caja con un martillo y bastante fuerza.

Desventajas: demanda al enjaulado tener mucha confianza en su relación con el keyholder y que ambos reserven tiempo para realizar video llamadas con bastante
frecuencia. También requiere desarrollar un protocolo de comunicación para casos de emergencia en que se necesite remover la jaula ante un imprevisto. Hay formas sencillas de implementar tales protocolos gracias a las actuales tecnologías, pero no deja de ser una cuestión adicional a resolver respecto de las alternativas de control anteriores. Por último, no les voy a mentir, la reprogramación de la jaula es una tarea ardua ya que es necesario que los cuatro diales que conformarán la nueva combinación queden bien alineados para que la reprogramación del nuevo código sea exitosa.
4) Control usando cajas de seguridad para llaves con combinación digital generada de forma remota mediante APPs de móviles. Esta forma de control a distancia es muy sencilla y cómoda de implementar, pero es significativamente más cara que las alternativas anteriores. Al igual que la última opción, se basa en el uso de
pequeñas cajas de seguridad que permiten restringir el acceso a las llaves de la jaula, solo que la programación de la combinación que controla la apertura
de la caja es digital en vez de mecánica. Existen varios dispositivos de este tipo, los cuales usualmente requieren sincronizar una APP instalada en el móvil con un código asociado con la caja de seguridad provisto por el fabricante de la misma. Una vez vinculada la APP con la caja de seguridad, se podrán generar desde el móvil códigos temporales de 4 dígitos que habilitan su apertura.
Ventajas: esta alternativa tiene muchas ventajas.
Al igual que la opción anterior, se adapta a todo tipo de llave y vuelve real la sensación de pérdida de control en el enjaulado, al mismo tiempo que estimula más intensamente al keyholder. Creedme que suelo tener erecciones muy fuertes cada vez que genero un código temporal para uno de mis colegas enjaulados. Además, es infinitamente más sencillo de usar, con apenas un par de clicks se pueden generar y compartir códigos temporales, sin necesidad de coordinar video llamadas para reprogramar los códigos. Por otra parte, estos dispositivos permiten que usando una única APP el keyholder puede supervisar
varias cajas de seguridad, y habilita además a que un enjaulado pueda ser controlado por varios keyholders, si así lo deseara, ya que una misma caja de seguridad puede estar enlazada a varios móviles al mismo tiempo.
Desventajas: la única gran desventaja de esta opción es su elevado coste. Muchas de estas cajas de seguridad electrónicas rondan los 200 euros en el mercado, haciendo que estos dispositivos sean inaccesibles para muchos enjaulados.

5) Control directo sobre jaulas de castidad con dispositivo de apertura remoto (llave digital). Esta forma de control a distancia es la única que no he explorado hasta el momento. Por lo tanto, presentaré aquí un análisis desde mi perspectiva y experiencia general con un enjaulado que usase este tipo de jaula. Si bien no voy a mencionar marcas, seguramente quienes llevan ya un tiempo explorando el mundo de los dispositivos de castidad han visto reseñadas estas jaulas en varios foros y sitios web especializados en juguetes sexuales y BDSM. La idea central detrás del diseño de estos dispositivos es el control remoto y directo de la apertura de la jaula usando APPs para móviles, por lo que podemos afirmar que fueron específicamente pensadas para jugar a distancia.
Ventajas: las bondades de esta alternativa son similares a las listadas para la opción anterior. Es decir, se vuelve muy real la sensación de pérdida de control en el enjaulado, al mismo tiempo que estimula mucho más intensamente al keyholder. Además, seguramente resulta muy sencillo de usar e intuyo que la sensación del enjaulado al sentir la apertura de la jaula en forma remota y directa, sin usar llaves físicas, debe resultar muy morboso. Por otra parte, si bien no puedo afirmarlo al no haberlas usado, imagino que deben brindar mucha flexibilidad y facilidad en el control remoto, permitiendo vincular más de un móvil a la misma jaula.
Desventajas: una de las principales desventajas, al igual que sucede con las cajas de seguridad electrónicas, es sin dudas su elevado coste. Aunque en mi opinión esta desventaja resulta más grave en este caso, ya que existe el riesgo de que la jaula no se adapte a las necesidades del enjaulado. En tal sentido, como mencioné anteriormente en mi nota sobre el “ABC sobre juegos de castidad”, las chances de que un modelo de jaula resulté incómodo para un usuario son altas, y más si se desea usar la jaula durante períodos de castidad largos. Por eso la compra de una caja de seguridad controlada digitalmente, si bien también resulta costosa, tiene riesgo cero dado que en ella podrás guardar las llaves de cualquier modelo de jaula. De este modo, mientras que una jaula incómoda deberás descartarla, o revenderla, la caja de seguridad electrónica siempre podrás aprovecharla sin importar cuantas veces cambies de modelo de jaula. Es más, si en algún momento pierdes interés por los juegos de castidad, probablemente podrás revender tu caja por fuera de este ambiente kinky ya que son muy usadas por inmobiliarias que administran pisos de alquiler turístico.
Espero que este resumen de alternativas para implementar controles a distancia de jaulas de castidad les brinde más posibilidades para explorar sus morbos de manera sencilla y segura, sobre todo para quienes viven en localidades pequeñas donde siempre resulta más difícil encontrar tíos que les guste usar jaulitas o ser keyholders. Como siempre, no duden en escribirme por consultas y a quienes les de curiosidad ver ejemplos de cómo controlo jaulas a distancia le
recomiendo visitar mis redes sociales: Nick72 in xtudr.com y @rugbyunion8 en X (anteriormente twitter).

4 thoughts on “Castidad forzada a distancia: Parte I”
  1. Thank you Sir for the explanation. I’ve been wanting to try out remote locking for a while and your article has been most helpful. I would really like to experience your keyholding if I am fortunate enough that you have space in your keyring. I wonder, Sir, if you have one more space for a sub like me?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.